Ultracavitación

Consiste en aplicar ondas ultrasónicas de alta potencia que crean gran cantidad de nanoburbujas que luego llegarán a un tamaño tal que implosionarán liberando una energía que por presión liberará grasas del cuerpo al torrente sanguíneo. Esto permitirá que sean metabolizadas y eliminadas por el sistema linfático y la orina.

Qué es la ultracavitación

La ultracavitación es un tratamiento no invasivo para reducir la adiposidad localizada sin necesidad de recurrir a un quirófano.

Cómo funciona la ultracavitación

Mediante la emisión de ultrasonidos de alta potencia que llegan hasta la células grasas haciendo que estas se compriman y descompriman a una velocidad de entre 36000 y 44000 veces por segundo, hasta explotar.

Las grasa liberadas son eliminadas a través de la orina.

Cómo es el tratamiento de la ultracavitación

  • No requiere anestesia ni preparación previa
  • Permite volver a la vida normal inmediatamente después del tratamiento
  • Se aplica entre 7 y 10 minutos por área de 10×10 cm
  • Se pueden realizar hasta 3 áreas por sesión
  • Se recomienda una sesión cada 10 a 15 días. El tiempo mínimo entre sesiones son 7 días
  • Se realizan entre 5 y 12 aplicaciones según el caso
  • Se recomienda acompañar el tratamiento con una dieta hipocalórica durante 4 días después de la sesión y una ingesta de agua previa y posterior al tratamiento de 2 litros por día
Para quién está indicado la ultracavitación

Hombres y mujeres que deseen reducir la adiposidad localizada sin realizar una cirugía.

En qué zonas se realiza el tratamiento de ultracavitación

Abdomen, cintura, pantalón de montar y rodillas son las zonas mas frecuentemente tratadas

Quienes NO pueden realizar el tratamiento

Personas con marcapaso, prótesis metálicas, alteraciones renales o hepáticas y embarazadas.

Qué diferencia existe entre los equipos de ultracavitación

La frecuencia y la potencia con la que trabajan. El médico que te atienda puede asesorarte sobre el mejor protocolo de tratamiento para cada caso.